23 de Octubre de 2017
Judiciales
31/03/2017 - 11:42:34



Condenaron a 12 años de prisión a menor homicida


El Tribunal de Responsabilidad Penal Juvenil condenó a 12 años de prisión a uno de los asesinos de Silvio Sebastián Junco. Fue en una sentencia que se firmó el 27 de marzo en nuestra ciudad por los jueces Facundo Maximiliano Puente, Darío Arturo Porta y Claudia Beatriz Dana.

El dictamen del Tribunal que se constituyó para este caso fue explicado por el fiscal penal juvenil, Dr. Alejandro López en Radio Net 95.7FM.

El fallo sienta un precedente, como uno anterior, donde un menor punible llega a juicio y se hace efectiva la pena impuesta. Además del trabajo de los magistrados durante el proceso, el aporte de la fiscalía fue fundamental para que llegara en tiempo una reparación parcial para las otras víctimas que quedaron vivas, familiares y amigos de Silvio Junco.

Junco recibió un disparo el 6 de marzo del año 2016 en barrio San Jorge en cercanías del Centro Comunitario quedando internado en grave estado en el Hospital San Felipe. Falleció el 21 de marzo pero antes de morir pudo prestar declaración y señalar a sus agresores.

Esa declaración echó luz sobre las circunstancias del hecho, que resultaron confusas primero para salvar las responsabilidades de los menores.

El fiscal que recibió del Dr. Tempo las primeras diligencias hasta que se determinó la participación de menores, Dr. Alejandro López, afirmó en el programa En Positivo, que el testimonio grabado por la instructora judicial Dra. Agustina Flores Abellán facilitó la investigación. Permitió la aprehensión de dos hermanos menores de 15 y 17 años autores materiales del hecho. Y paradójicamente después fue el testimonio más importe en el juicio de su propia muerte.

Junco pudo identificar a los menores y dejó caer la coartada de un mayor implicado, tío de los imputados. Poco después de fallecer en el Hospital San Felipe, ambos fueron detenidos y acusados por el homicidio.
El mayor de ellos permaneció en prisión preventiva en un centro de menores mientras avanzaba el juicio. Tras cumplir la mayoría de edad, el Tribunal otorgó la pena de 12 años de prisión para el joven.

El más chico estuvo alojado en una institución de menores por un par de meses pero posteriormente fue puesto en libertad.

Durante el proceso y el juicio la defensa sostuvo que la investigación fue deficiente y que el implicado era inocente del delito.

El debate oral fue intenso y resultó en algunos momentos bastante ríspido cuando testigos de ambas partes tuvieron contradicciones, bien para favorecer al imputado distrayendo las circunstancias luego probadas y otras para cargar las responsabilidades en el acusado.

Una cuestión que enmarca lo sucedido y sus consecuencias, es la realidad social y cultural de los involucrados, que son consideradas en el fallo como condicionantes de las acciones individuales. Alternativamente fueron valoradas como atenuantes y agravantes de la acción criminal de la noche del 6 de marzo de 2016.

El Tribunal votó por mayoría un veredicto condenatorio y sentenció al entonces menor de edad a la pena de doce años de prisión, por el delito de homicidio simple.

Deberá ser cumplido en forma efectiva, habiendo permanecido desde su detención y hasta la fecha en esa situación, por lo cual va a seguir detenido hasta que se encuentre en condiciones de solicitar algún tipo de beneficio. Esto ocurriría a partir de los 8 años de cumplimiento de pena, de haber mantenido buena conducta.

El fiscal rescató el trabajo de todo el equipo del ministerio público con el uso de nuevas tecnologías para poder llegar a la verdad de los hechos, siendo paradójico que la voz del muerto haya sido la testimonial más importante en el juicio.

Sostuvo el Dr. López que el veredicto llegó en un tiempo considerablemente corto y que de alguna manera sirvió para reparar parcialmente el daño cometido a la familia Junco, pero principalmente desde el ministerio público fiscal brindar a la sociedad una respuesta adecuada y en todo de acuerdo a la Justicia.

Volver


Encuesta
Si tuviera la oportunidad, ¿se mudaría a otra ciudad?