22 de Noviembre de 2017
Interes General
04/11/2017 - 17:56:11



Lo que se vive en Cataluña en ojos de una nicoleña


El proceso de reordenamiento político en la zona de Cataluña ha sido tapa de los titulares mundiales, emergiendo después de un proceso independentista que tuvo sus puntos culminantes en las últimas semanas.

El equilibrio del Gobierno español se trastocó cuando las relaciones con las autoridades catalanas comenzaron a andar en distintos andariveles, buscando su destino con el apoyo de una mayoría ciudadana.

En síntesis ahora ocho miembros del gobierno catalán están provisionalmente en la cárcel sin fianza por haber organizado un referéndum e impulsado una declaración de independencia que la Justicia española considera ilegales. El expresidente, Carles Puigdemont, está de momento instalado en Bruselas junto con otros cuatro “exconsellers” y no acudió a declarar por los delitos de rebelión, sedición y malversación que le achaca la fiscalía del Estado. Han pasado cosas que no hace mucho eran impensables.



Natalia Palmieri escribió cómo fue su llegada a España: “Pisé por primera vez la plaza Cataluña de Barcelona durante un viaje en junio de 2011. Rebosante de “indignados” y esteladas (banderas independentistas), el paisaje me resultó cercano, casi familiar. Ya entonces comencé a preguntarme muchas cosas, empezando por aquella bandera, que ni siquiera sabía qué significaba.”

Luego habiendo decidido continuar su vida en aquellos lugares, se enamoró de un catalán y también de su familia. Con ellos la gran Diada del 11 de septiembre de 2012, y considera que “allí, entre dos millones de personas que pregonaban por su historia y su soberanía, me di cuenta de que ya nunca sería indiferente a esta causa”.

Sobre los sucesos más cercanos de los que hacíamos referencia, Palmieri los describe para que lo podamos entender los nicoleños como si estuviéramos allí.

Rodeada de pro independentistas en su vida diaria, Natalia contó que una manifestación puede tener a miles de catalanes haciéndose oír, conscientes de su determinación, y ante la presencia de una bandera española no se genera ninguna acción de desconfianza o violencia.

No sucedió así cuando se hizo la marcha unionista, donde hubo pintadas y hechos de vandalismo contra edificios públicos emblemáticos, con situaciones de tensión que no enfrentaron a los conciudadanos.

Este proceso lo viven los catalanes entre la euforia y la expectativa. A modo de ejemplo nos comentaba Palmieri que después de la declaración de la independencia, se salió a la calle a festejar comprando “cava” el champan de la región.

Mientras el presidente español Mariano Rajoy anunció el cese del Govern, recorta funciones al Parlament y convocó a elecciones para el 21 de diciembre. La mayoría de los catalanes está conforme con que haya comicios para elegir a las nuevas autoridades.

Ni siquiera los hechos de violencia que fueron multiplicados en imágenes de la Policía Nacional y la Guardia Nacional, avanzando contra pacíficos catalanes que querían manifestarse en una polémica consulta, han debilitado ese proceso.

Palmieri defiende que las libertades individuales se mantienen intactas y que la vida diaria es totalmente normal.

Pero hace una aclaración al pedírsele el análisis de lo que esta sucediendo o va a suceder.

Por un lado dice, “no se puede hacer futurología en una situación extraordinaria, difícil de comparar con alguna otra, por otro lado sí que creo y me pesa decirlo, pienso que se va a lograr con todo lo que se está haciendo políticamente desde el Gobierno de España, es que si hay elecciones el 21 de diciembre, la mayoría independentista no va a ganar”.

Y profundiza el concepto “porque mucha gente, algunos lo dicen otros no, tienen un poco de miedo”, y ante un futuro no claro prefieren seguir como están, a sufrir quedar afuera de la comunidad económica europea, por ejemplo.

Esta incertidumbre considera la nicoleña va a usar el Gobierno español para acentuar la campaña con vistas a los comicios de diciembre.

Este momento sienta un precedente muy grande en la sociedad, donde los jóvenes están muy involucrados de manera muy sólida y que quizá esto sea lo que marque el curso de los acontecimientos en el largo plazo. Palmieri tiene la convicción que, sin decirlo explícitamente, es inevitable la independencia de Cataluña.

Volver


Encuesta
¿Dónde prefiere hacer sus compras cotidianas?