Interes General
06/01/2019 - 11:04:07



El origen de la leyenda de los Reyes Magos


Eran magos y venían de Oriente, siguiendo el rumbo de una misteriosa estrella. Llegaron a Belén y ofrecieron al Niño tres regalos: oro, incienso y mirra, y se volvieron muy contentos a su país lejano. Esa es la creencia popular sobre los Reyes Magos. Sin embargo, esta tradición cristiana casi no se nombra en los textos de la religión.

Los regalos y juguetes que vemos ahora simbolizan las ofrendas que estos personajes llevaron al niño Jesús. El paso del tiempo ha hecho que la historia original haya sido modificada y ha dado paso a muchas interpretaciones.

Nacido Jesús en Belén de Judea, en tiempos del rey Herodes, unos magos procedentes del Oriente llegaron a Jerusalén, diciendo: ¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto su estrella en el Oriente y venimos a adorarle". Esta es la única referencia a los reyes en la Biblia.

"Resulta curiosa su fama al ser citados una única vez, concretamente en el Evangelio de Mateo, donde “se habla de unos magos, pero no se precisan sus nombres, ni que fuesen reyes ni tan siquiera que fuesen tres”, asegura Javier Docampo, director del Departamento de Manuscritos, Incunables y Raros de la Biblioteca Nacional de España.

Según explicó Docampo el Auto de los Reyes Magos es una obra del siglo XII, de autor anónimo, que recoge toda la tradición sobre estos personajes.

"Es una representación teatral que recoge la evolución de la leyenda medieval de los Reyes Magos. Es importante porque es la primera obra de teatro en castellano que se conserva".

La obra no define a Melchor, Gaspar y Baltasar como nobles sino como tres astrólogos que debaten sobre el hallazgo de una nueva estrella y su posible significado, algo que relacionan con el nacimiento de un posible Mesías. Para averiguar la verdadera naturaleza del recién nacido, deciden hacerle varios regalos: si fuera un rey de la tierra, preferirá el oro; si fuera un rey del cielo, querrá la mirra. Pero dejará las dos por el incienso. El manuscrito también les muestra visitando el palacio de Herodes, que promete adorar también al Niño, aunque después el monarca reconoce temer el nacimiento del nuevo rey.

El documento data del siglo XIII pero no fue hasta el siglo XVIII que fue descubierto por un canónigo de la catedral de Toledo, Felipe Fernández Vallejo. Se trata de una obra fundamental en la historia de la literatura española por ser el texto teatral más antiguo conservado en lengua castellana.

La BNE custodia además otros testimonios artísticos sobre la leyenda de los Reyes Magos, como los dibujos y grabados conservados en el Departamento de Bellas Artes y Cartografías, aunque sobresalen las miniaturas de los códices medievales y renacentistas, tanto de libros de horas como de otras tipologías.

Volver


Encuesta
¿Se va de vacaciones este verano 2019?