Culturales
02/10/2019 - 09:25:46



Historia: Hoy se celebra el 127º Aniversario de La Emilia


Hace 127 años atrás, en una zona escasamente poblada del Partido de San Nicolás, una familia de inmigrantes españoles compuesta por Leodegario y Quintin Córdova que eran hermanos y la esposa del primero Emilia Benito, ponían en marcha un precario establecimiento textil, con un par de rudimentarias máquinas.

Vinieron de la localidad de Arrecifes donde en una esquina de esa localidad poseían un almacén de ramos generales. Fue Quintín Córdova quien conoció unos meses antes el lugar; ruinas de un viejo molino harinero propiedad de Bartolomé Sívori.

A su alrededor pasaba el Arroyo del Medio y un salto de agua le otorgaba la posibilidad de uso de la energía hidroeléctrica.Y así fue. En un par de carretas, llegaron para transformar definitivamente la fisonomía del lugar.

Era una época dónde prácticamente no existían fábricas textiles en la Argentina. Hubo un intento décadas antes en la ciudad de Buenos Aires, pero fracasó frente a la oleada de productos textiles importados principalmente de Inglaterra.

Sin embargo ellos apostaron al desarrollo local, autóctono y soberano. Con apenas un puñado de obreros casi todos inmigrantes españoles, comenzaron la producción textil el 2 de Octubre de 1892.
Anunciaron su establecimiento en la Municipalidad de San Nicolás y procedieron a alambrar el perímetro de su propiedad.

Conforme pasaron los primeros años, se fue poblando el acceso principal, con viviendas de su propiedad pero ocupadas por los obreros de esta empresa.

Plantaron el famoso monte de La Emilia con la finalidad de proveerse de leña para las calderas encargadas de producir el vapor necesario para el tratamiento de la lana. Y fueron uniendo las distintas secciones de producción, de manera que con los años ingresaba la lana cruda y salía la tela confeccionada con altos niveles de calidad.

La necesidad de educación para sus hijos y los de sus obreros hizo que la familia Córdova fundara la Escuela Primaria Nº 18, muy cercana a la fábrica. Luego vino el Club Atlético La Emilia para promover el deporte y el esparcimiento en las horas libres.

La localidad siguió creciendo. Llegaron las primeras inundaciones pero eso no doblegó el espíritu de lucha de sus habitantes que comenzaron a conocerse en la zona como “pañeros” por la fábrica de Paños e Hilados de la familia Córdova.

Vinieron diversas enfermedades como la fiebre amarilla, el cólera y otras que tampoco desalojaron de sus viviendas a una comunidad en la cual los inmigrantes originales (patrones y obreros) ya tenían hijos y comenzaban a tener nietos.

Columna del Profesor e Historiador Ricardo Primo

Volver


ENCUESTA
Usted cree que MACRI podría revertir los resultados de las PASO?