Dra. María Florencia Armoa

mfloarmoa@gmail.com


06-10-19


Mitos y creencias sobre nuestras mascotas


Por la Dra. María Florencia Armoa.
Médica veterinaria.

Existen muchos mitos o falsas creencias sobre nuestras mascotas, que se repiten con frecuencia y no tienen ningún fundamento científico.

Para tranquilidad de cada dueño, vamos a enumerar algunos de ellos:

1) “Si la perra o gata no tiene cría, padecen cáncer o tumores de mama”: No necesariamente. La única manera de prevenir el cáncer de mama en la perra o gata es esterilizándola lo antes posible. Tampoco necesitan tener una cría siempre, pueden no tener cría y no les repercute en su salud. Sólo con la castración quirúrgica se previenen los tumores de mama, siempre si se realiza antes del segundo celo en lo posible.

2) “Los perros no ven los colores, ven en blanco y negro”: Es falso, los perros ven los colores, pero otro espectro. Distinguen mejor los colores cercanos al azul y el violeta. El verde y rojo lo ven gris; el amarillo y naranja, amarillento. Por eso, para jugar es mejor utilizar una pelota azul que una roja porque el perro la encontrará mejor entre el césped que él lo ve de color gris.

3) “La edad del perro hay que multiplicarla por 7”: esto depende del tamaño del perro, vale para los perros de menos de 10 kg (caniches, shih tzu, chihuahua) que son más longevos. Los perros de mas de 15 kg del tipo mediano (perdiceros, boxer...) deberíamos multiplicar la edad real por 8, y los perros de razas grandes o gigantes de más de 40 kg (Gran Danés, Rottweiller, Mastines...), por 9.

4) “Existen razas agresivas o peligrosas”: es cierto que existen razas que tienen fama de ser más agresivas, son perros que por su carácterística de conformación tienen un potencial mayor para hacer daño. Son razas ¨potencialmente peligrosas¨. Por ejemplo, por su porte, tamaño y mordida. En estos casos tiene mucha influencia el ambiente en el que se crió y el trato con sus dueños . Es de suma importancia la forma en la que el animal se cría y los límites que se establecen en su etapa de socialización, es decir, cuando son cachorros. Si estos no fueron establecidos en esa etapa, existe una alta probabilidad que tenga problemas de conducta cuando crezca.

5) “Los perros y gatos no entienden lo que les decimos”: Ellos pueden comprender lo que les decimos. Al igual que los humanos, procesan las palabras con el hemisferio izquierdo del cerebro, e interpretan los tonos con el derecho. Los perros por ejemplo identifican que se les está felicitando sólo cuando las palabras y el tono coinciden. Así es que entienden lo que les decimos si usamos un tono de vos determinado.

6) “Los perros pueden comer huesos”: Los huesos no son seguros, no importa cuál sea su tamaño. Darle a su perro un hueso puede predisponer a su mascota una visita al veterinario, una posible cirugía de emergencia, o incluso la muerte.


Dra. María Florencia Armoa.
Médica veterinaria.
M. P. 9505.
Veterinaria Arvel. Mitre 462. Tel. 0336-4426641/4454861.
Veterinaria Centro. Pellegrini 157. Tel. 0336-4451232.

Volver


ENCUESTA
Usted cree que MACRI podría revertir los resultados de las PASO?